Porlamar
4 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Médicos están contra la pared
La carencia se refleja en la pérdida de servicios que ofrecer al paciente y la escasez de especialistas.
Martha León | @LeonMartik

Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

Deterioro y ausencia de especialistas disminuye la atención en servicios médicos. / Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

9 Mar, 2020 | El Día del Médico se conmemora el 10 de marzo y la fecha trae un recordatorio del notable desconcierto de estos profesionales ante una situación laboral que los ha puesto contra la pared provocando la emigración de muchos, que se vieron obligados a salir del país en busca de mejor calidad de vida, remuneración y el ejercicio profesional, dijo José Antonio Narváez, presidente del Colegio de Médicos de Nueva Esparta.

Los especialistas observan con preocupación la decadencia en la prestación de los servicios de salud debido a que los hospitales y ambulatorios cada día muestran deterioro en atención y disminución en los servicios de especialidades.

El Hospital Luis Ortega no cuenta desde hace dos años con terapia intensiva y cirugía cardiovascular; la radioterapia se dañó desde hace cinco años y no se ha reparado, las radiografías y resonancia magnética desaparecieron y por su alto costo privado es difícil que el paciente acceda a ellos.

Las clínicas no escapan de estas dificultades, sin contar con material médico-quirúrgico y las personas debido al alto costo se ven limitados al acceso, agrega el galeno.

ENFERMEDADES
Es una circunstancia que aumenta las enfermedades que se habían controlado como la malaria, la tuberculosis y en la actualidad el coronavirus, lo que a su juicio pone a los profesionales de manos atadas, porque no cuentan con las áreas de aislamiento y la unidad de terapia intensiva en servicio, concluyó.

Por otra parte, el pediatra Germán Rojas Loyola, indicó que en el transcurso del tiempo ha evolucionado el ser médico, en el cual el hacer el bien y el no hacer daño, eran la base ética en el arte de curar, lo que a su vez le dio un lugar privilegiado dentro de la sociedad, también lo impregnó de una potestad paternalista, cuyos límites eran los valores y las virtudes.

A juicio de Rojas Loyola esa potestad comenzó a traspasar los límites de la beneficencia hacia la maleficencia, cuando se ignora al centro de nuestra atención, el ser humano, la persona o paciente.

Señaló que desde el inicio, el profesional médico debe colocarse al lado del paciente en una relación simétrica, no paternalista; brindándole la información necesaria, basada en riesgos y beneficios, para que sea capaz de tomar las mejores decisiones en relación a su salud.

Asimismo, dijo que el hacer el bien también ha evolucionado y la beneficencia les obliga a promover y hacer el bien en una relación de "ayuda”, inspirada en las expectativas de nuestros pacientes y no en el ego profesional.

Beneficencia que a su juicio debería llevar al galeno a dialogar, a mostrar empatía, compasión, a ser la voz de los pacientes y a realizar el ejercicio profesional con calidad, con estudio y actualización asentada en la evidencia médica y los valores.

El especialista concluyó diciendo que es necesario actuar bajo el principio de justicia, reafirmando la posición basada en las normas morales y objetivas en la defensa del derecho a la salud del paciente, así como la distribución con igualdad, equidad de los recursos, el médico vivirá y cumplirá con los principios mencionados, valorando continuamente a cada paciente, y la exigencia de la eficiencia hospitalaria del órgano representante del estado.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES