Porlamar
4 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Producción activa en Hato Orinoco
Los agricultores no dejan de sembrar a pesar de los problemas de agua y falta de maquinaria.
Angélica Villarroel Butto|@angelicvillabut

Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

A pesar de no disponer de tractor, Dayana Díaz trata de mantener su siembra continua. / Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

7 Mar, 2020 | Los terrenos fértiles de Hato Orinoco, municipio Tubores, mantienen su productividad. Los hombres y mujeres están dedicados a cultivar a pesar de las dificultades que se les cruzan en el camino.

Raiza Navarro, una de las productoras más activas en esta zona campesina, recoge ají margariteño, chaco, berenjena y cilantro, rubros que siempre se han caracterizado por el agradable olor, sabor y calidad.

Además tiene sembradas matas de auyama y melón en sus terrenos. Se planifica para plantar en los próximos días una buena cantidad de calabacín, cultivo de corto plazo que dará frutos en apenas 45 días.

La cría de animales la ayuda a aumentar la productividad en las tierras. Sigue con sus conejos, borregos, gallinas, gallos y cachamas. En el caso del ganado ovino, explicó que se ha ido reproduciendo “tengo seis ovejas recién parias”. La cachamas están creciendo, ya algunas alcanzaron el peso de 300 gramos.

Otra de las agricultoras activas es Dayana Díaz, quien recientemente comenzó a sembrar un poco de frijol, chaco, ají, berenjena y maíz. Explica que no ha podido ampliar su producción porque se le ha hecho cuesta arriba arar todo el terreno. “No tengo tractor y limpiar así es muy difícil”, cuenta.

El asentamiento Hato Orinoco no escapa de los problemas de la cotidianidad neoespartana.

Los agricultores también pasan trabajo con el tema del agua para regar sus cultivos.
En la actualidad, la zona presenta cuatro botes de agua que son competencia de la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe). Al parecer los agricultores han pasado oficios a la referida institución y no han recibido respuesta.

El asentamiento Hato Orinoco está integrado por 60 hombres y mujeres que se dedican a sembrar y comercializar los rubros en beneficio del pueblo neoespartano.
Raiza Navarro complementa la actividad con la cría de animales, lo que los hace ser más integrales y les permite tener más oportunidades de crecimiento en el campo.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES