Porlamar
20 de septiembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Citas por dolores ascienden 70%
La falta de suministro de algunos servicios va en deterioro de la salud y calidad de vida de las personas.
Martha León | @martikleon

Foto: JOSELIN CHACÓN @joselinaymarch

El esfuerzo para adquirir las pesadas bombonas, provoca malestares de salud. / Foto: JOSELIN CHACÓN @joselinaymarch

11 Ago, 2019 | Los malestares por dolores lumbares y cervicales aumentan en parte de la población neoespartana trayendo consigo también el incremento en las consultas de traumatología en hospitales y ambulatorios.

Ese es el resultado de los continuos contratiempos que vienen asumiendo los insulares en su vida diaria, a fin de solventar la escasez de agua y el insuficiente servicio de gas doméstico.

Se ha hecho costumbre para los residentes de las islas, palear la escasez cargando tobos de agua, así como llevando sobre sus hombros las bombonas del combustible.
A diario se pueden ver a personas caminando hasta sitios estratégicos donde les venden la bombona de gas, para luego cargar ese peso sin considerar el daño que ocasionan a su columna o cervical.

Otros ciudadanos se han visto doblemente afectados por vivir en edificios y al no contar por la misma crisis con un ascensor operativo, sufren el calvario al cargar ese peso hasta un séptimo piso o más.

El médico residente de traumatología y ortopedia, Jesús Hurtado indicó que por esas incidencias aumentaron las consultas por cervical y dolores lumbares en el servicio de esta área en el hospital Luis Ortega de Porlamar.

Hurtado asume en parte que estos malestares son debido al aumento del estrés, bien sea laboral o por la misma situación del país.

Resaltó que los casos de dolores lumbares son resultado de la constante carga de peso por la insuficiencia de agua y gas., situación que a juicio de Hurtado “aumenta y empeora, si no cumplen con el reposo correspondiente, y si se hace un movimiento brusco”.

El especialista informó que por semana atienden en él área de traumatología del HLO entre 50 a 60 pacientes con dolores lumbares, cervicales, y de otro tipo.
Esas personas en repetidas oportunidades han regresado con el mismo malestar, por incumplir las indicaciones del médico.

Hurtado recomienda que al momento de disponerse a hacer un trabajo que implique fuerza, usar una faja o cinturón que no permita que aumente el dolor en la columna lumbar. En el caso de la cervical el uso del collarín blando.

Por otra parte, tratar de equilibrar el peso al momento de cargar tobos de agua.
A su vez aconsejó el uso de carretillas o carritos para movilizar los objetos, por considerar que la situación empeora por el alto costo de los analgésicos, relajantes musculares, entre otros.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES