Porlamar
23 de octubre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Bosques venezolanos mantienen a raya al cambio climático
La contribución de nuestro país a la emisión global es de 0,49%.
Vanessa Ortiz Piñango vortiz@ivic.gob.ve

FOTO Cortesía IVIC

Los bosques pueden controlar el calentamiento del planeta. / FOTO Cortesía IVIC

11 Jul, 2019 |Los árboles embellecen el entorno y sirven de refugio contra la inclemencia del Sol. Sin embargo, su fin no es ornamental ni se limita a dar sombra. Los ecosistemas donde predominan este tipo de plantas son imprescindibles para la vida en la Tierra, sea esta de origen animal o vegetal.

Tan relevantes son los bosques, que pueden controlar el calentamiento del planeta atrapando dióxido de carbono, almacenando gran parte del carbono en la madera, suelo y materia orgánica muerta, y devolviendo oxígeno a la atmósfera. Por eso se conocen como sumideros o depósitos naturales de carbono.

Eso es precisamente lo que hacen en Venezuela: contener la expansión del cambio climático. De no ser por los bosques, que cubren más del 50% de la superficie terrestre del país, la contribución nacional a la emisión global de gases de efecto invernadero (GEI) no sería de 243.380 gigagramos de dióxido de carbono equivalente (Gg CO2 eq), es decir, apenas 0,49% del total mundial.

Si no se contara con esa gran proporción boscosa, el sector de Agricultura, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra (Asout) alcanzaría una emisión del 30% cuando actualmente es de 2%.

“Gracias a nuestros bosques, de alguna manera estamos mitigando nuestra capacidad de impactar la atmósfera”, indicó Carlos Méndez, jefe del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC).

Energía: el foco está ahí
Desde el año 2006, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Ipcc, por sus siglas en inglés) estableció cuatro sectores para elaborar los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero (Ingei): Energía; Procesos Industriales y Uso de Productos (PIUP); Agricultura, Silvicultura y Otros Usos de la Tierra (Asout); y Desechos.
Según el más reciente Ingei venezolano, el sector que más emite GEI es Energía con 84%, seguido por PIUP con 12%, y Asout y Desechos con 2% cada uno. Este inventario fue elaborado por el Laboratorio de Ecosistemas y Cambio Global del IVIC, y presentado en 2017 en la Segunda Comunicación Nacional sobre Cambio Climático ante la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Venezuela posee 47,7 millones de hectáreas de bosques, de las cuales el 74,07% constituyen Áreas Bajo Régimen de Administración Especial (Abrae), con 37,26% cumpliendo funciones de protección y conservación de la biodiversidad, 17,7% de producción forestal y 19,11% de uso múltiple.

Este patrimonio forestal sitúa al país entre los 10 países con la extensión boscosa para la protección del suelo y el agua más grandes del globo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

A pesar de no llegar a la mitad del 1% de aporte a la emisión global de GEI, nuestro país se comprometió a disminuir el 20% de sus emisiones para el año 2030.

“Una de las grandes preguntas es cómo y en cuál sector vamos a aplicar esa reducción. Esta decisión la toma el Estado, y la Segunda Comunicación Nacional sobre Cambio Climático y el Ingei se convierten en los principales instrumentos para determinar y diagnosticar los sectores o subsectores más prometedores”, explicó Méndez, vicepresidente del Grupo de Trabajo II del Ipcc.

Conocimiento como garante de éxito

Cortesia IVIC

Carlos Méndez, jefe del Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) / Cortesia IVIC

Recientemente, Méndez y su equipo del IVIC diseñaron una infografía con los resultados más representativos del Ingei venezolano, publicado en 2017 usando como año base el 2010.

La infografía “es un producto muy importante para la divulgación, sobre todo porque en las Comunicaciones Nacionales el lenguaje suele ser muy técnico y de alguna manera debe ser trasladado al lenguaje común, para que la gente pueda entender de qué se trata la emisión de gases de efecto invernadero, la absorción y cuáles son las opciones que tenemos para combatir el cambio climático”, señaló el investigador del IVIC.

Méndez opina que Venezuela debería comenzar a transitar hacia un modelo de desarrollo pospetrolero. “Estamos en ese viaje”, aseguró. Sin embargo, también cree que el camino más apropiado es migrar hacia un sistema complementario o mixto, que combine las fuentes de combustibles fósiles con las energías alternativas.

“Si bien el Ingei nos dice que nuestra fuente de mayor ingresos es la que más emite GEI, también nos dice que, hablando de vulnerabilidades, al tener una fuente hidroeléctrica, eres susceptible al cambio climático puesto que cada vez que ocurran sequías extremas (como ha ocurrido y seguirá ocurriendo), vas a tener problemas con tus fuentes de generación eléctrica de origen natural”, indicó.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES